El Blog de Heredaria

En nuestro blog podrá encontrar información acerca del funcionamiento de las herencias y testamentos en el País Vasco.

Tipos de testamentos

Muchas personas se plantean dejar plasmada su voluntad por medio de un testamento, siendo ésta una opción muy recomendable tanto para el propio testador como para sus herederos: por un lado, el testador tendrá la tranquilidad de saber cómo quiere que se repartan exactamente sus bienes, viendo cumplida su voluntad. Por otra parte, los herederos también obtienen ventajas, ya que los trámites serán más ágiles cuando se sabe cuál era la voluntad del testador. Hacer este documento, por tanto, es una buena elección. Sin embargo, no todo el mundo sabe que existen diferentes formas de hacer testamento. En España, los testamentos comunes pueden revestir tres formas distintas: abierto, cerrado y ológrafo.

Tipos de testamentos 1

Tipos de testamentos

  • El testamento abierto recibe este nombre porque el contenido se da a conocer de forma anticipada al fallecimiento del testador. Esto implica que los herederos podrán conocer qué bien o bienes se les ha asignado, ya que estarán presentes en la lectura del testamento. Este documento se debe hacer ante Notario, el cual verificará que se cumplen con todos los requisitos necesarios para otorgarlo.
  • Por su parte, el testamento cerrado es bastante similar al anterior, con la diferencia de que la voluntad del testador quedará recogida en un sobre o pliego cerrado, que solo se abrirá tras su fallecimiento. Los herederos conocerán el contenido de este documento una vez halla fallecido el testador, pero no la conocerán antes. Al igual que en el caso anterior, se deberá acudir al Notario para otorgar este tipo de testamento.
  • Finalmente, el testamento ológrafo es aquel escrito del puño y letra del testador. No requiere acudir a un Notario, pero precisamente por esto, puede ocurrir que el testamento no cumpla con todos los requisitos que exige la Ley.

    Es bastante habitual que después de otorgarse un testamento por esta vía se descubra que este carece de validez; incluso se han dado casos en que este aparece después de muchos años, sin que ninguno de los herederos supiera de sus existencia.  Para evitar que este sea ineficaz, conviene por tanto buscar el asesoramiento de un abogado, que ayudará al testador a redactarlo con todas las garantías.

Puede otorgar testamento cualquier persona que halla cumplido catorce años, con excepción del ológrafo, que requiere tener cumplida la mayoría de edad, es decir, dieciocho años mínimo. Por lo demás, según indica el Código Civil, podrán testar todos aquellos a quienes la Ley no prohíbe expresamente (en el artículo 662), por lo que se presume la capacidad para realizarlo, salvo que se demuestre lo contrario.

Tipos de testamentos 3

Otra cuestión que conviene tener presente si queremos hacer testamento es la Comunidad Autónoma en la que vamos a otorgarlo, pues existen algunos territorios con un régimen foral o especial. Así, entre otras, Cataluña, Aragón, Navarra y País Vasco contienen un derecho civil propio que contiene algunas especificidades en materia de sucesiones y herencias, las cuales habrá que tener en cuenta a la hora de testar.

Por ejemplo, puede haber diferencias en lo que respecta a la legítima (porción de bienes asignada por Ley a los herederos), a la desheredación, la posibilidad de hacer un testamento conjunto, etc. Estas cuestiones, que pueden tener cierta complejidad, deben ser revisadas con la ayuda de un abogado, el cual nos explicará la legislación concreta que se aplique a nuestro caso y nos ayudará a resolver las dudas que tengamos.

Como decimos, es muy aconsejable que durante el proceso de otorgamiento del testamento nos asesore un abogado especializado en la materia, ya que nos irá guiando a través de los distintos pasos y se asegurará de que todo se realice conforme indica la Ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba