Motivos por los que se renuncia a una herencia

En una herencia, una persona fallecida transmite su masa patrimonial a otra u otras personas, quienes pasan a denominarse herederos.

Las herencias dependen de la persona que fallece, pueden ser muy diversas, incluso puede ser que aceptarlas sea un verdadero reto para los herederos, ¿sabes por qué?

¿Qué conlleva aceptar una herencia?

Aceptar una herencia compuesta por una masa patrimonial conlleva varios aspectos que, de normal, no son conocidos por la mayoría de la gente. Pero, entonces, ¿qué elementos componen la masa patrimonial?

La masa patrimonial está compuesta por tres elementos:

  • Bienes
  • Derechos
  • Obligaciones

Tanto los bienes como los derechos suponen un beneficio para el heredero, mientras que las obligaciones suponen una deuda.

Motivos de la renuncia de una herencia

Tomar la decisión de renunciar a una herencia no es nada fácil, y menos si proviene de un ser querido. Pero, en ocasiones, a pesar de todo lo que puede representar esa persona para los herederos, es recomendable renunciar a esa herencia.

Existen dos motivos principales por los que se suele renunciar: el impuesto de sucesiones y las deudas y obligaciones que acarrea aceptar esa herencia.

Impuesto de sucesiones

El impuesto de sucesiones grava los incrementos patrimoniales que reciben las personas físicas, en este caso los herederos, de manera gratuita. En conclusión, el impuesto grava los derechos y los bienes incluidos en la herencia.

Este impuesto no es fijo, si no que depende principalmente del valor de los bienes y derechos y del grado de parentesco entre el fallecido y el heredero.

En varias situaciones, debido al valor del contenido que se va a heredar o al grado de parentesco entre fallecido y heredero, el impuesto que debe abonar dicho heredero es muy elevado, por lo que finalmente se opta por renunciar a la herencia.

Este impuesto no se puede pagar con los bienes y derechos de la herencia, si no que debe ser abonado antes para poder acceder a ella.

Deudas que acarrea la herencia

Aceptar la herencia, conlleva aceptar todos esos elementos. Sí, incluso las deudas u obligaciones del fallecido. Si los bienes y derechos son mayores a las obligaciones, una vez abonado el impuesto de sucesiones, entonces es recomendable aceptar la herencia.

En caso contrario, es importante valorar y calcular cuál sería el resultado de la herencia una vez abonado el impuesto de sucesiones. Si el resultado de ese cálculo supone que el heredero va a tener un coste económico por aceptar dicha herencia, es una situación que debe valorarse detenidamente, contando con abogados especialistas en herencias en caso de no saber qué decisión tomar.

Es por ello por lo que muchos herederos se han visto obligados a renunciar a sus herencias durante los últimos años, ya que las obligaciones heredadas suponían un mayor valor que los bienes y derechos. En España, el porcentaje de herencias renunciadas en 2021 alcanzó el 15%, un total de 55.000 personas renunciaron a su herencia, una cifra muy alta. (Fuente: Antena 3)

De esta manera, los herederos tenían que recurrir al patrimonio propio para hacer frente a estas obligaciones que no son asumibles por la propia herencia, llegando a tener que recurrir a otros familiares o incluso a amigos.

Motivos de la renuncia de una herencia
Renuncia de una herencia

¿Es posible renunciar tras haber aceptado la herencia?

No es posible renunciar a la herencia una vez aceptada, es un acto previo e irrevocable. Por ello, es importante valorar bien cuál será el coste y el valor final de la herencia en caso de aceptarla.

Existen dos opciones, pero que no suponen una renuncia de la herencia: ceder la parte que corresponde del total de la herencia o venderla a otro de los herederos.

Asesoramiento para la renuncia de herencias

Si necesita asesoramiento o más información sobre la renuncia de su herencia, no dude en contactar con Heredaria, sus especialistas en renuncias de herencias en Bilbao.

Le asesoraremos sobre qué es lo necesario para renunciar a la herencia, cuáles son los pasos a seguir y, sobre todo, a calcular la cuantía total del impuestode sucesiones para restarlo de la masa hereditaria total para poder así calcular la cuantía final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba