¿Qué pasa si un heredero no paga los impuestos al heredar?

Una de las preguntas más frecuentes a la hora de cobrar una herencia está relacionada con el posible impago de los impuestos asociados a la misma. El impuesto de sucesiones es el principal impuesto que debe pagarse al cobrar una herencia.

Al heredar un bien, éste lleva asociadas una serie de obligaciones a las que se debe hacer frente. El propio heredero será el encargado de calcular los impuestos asociados a la herencia que deberá pagar y, además, efectuar el ingreso en Hacienda. Así pues, tiene sentido preguntarse que sucedería si no se efectúa el pago del impuesto.

El impuesto asociado al cobro de la herencia se debe liquidar en la comunidad autónoma en la que residía la persona fallecida. El plazo para realizar el pago del impuesto es de seis meses, prorrogables por otros seis meses. Si el impuesto se liquida durante la prórroga, la mayoría de comunidades autónomas suelen eliminar las bonificaciones asociadas al pronto pago del impuesto.

¿Qué pasa si no pago el impuesto de sucesiones?

El impago del impuesto de sucesiones al heredar uno o varios bienes producirá intereses y sanciones debido al retraso en el pago de la cantidad que se debe. La sanción económica a la que tendrá que hacer frente es de entre el 50% y el 150% de la cuota impagada. Además, es posible que se apliquen unos recargos de entre el 5% y el 20%.

Los impuestos asociados a la herencia se pagan mediante autoliquidación, es decir, el heredero es el encargado de reconocer la deuda ante la Hacienda Pública y realiza el cálculo de la cantidad debida. Junto a la autoliquidación, es necesario presentar algunos documentos, como el testamento, el certificado de defunción y el certificado de últimas voluntades.

En los casos en que se ha presentado la autoliquidación pero el heredero ha decidido no realizar el pago del impuesto, éste no se enfrentará a ninguna sanción económica. No obstante, tendrá que pagar los intereses de demora y un recargo de entre el 5% y el 20%, en función del periodo de tiempo que haya pasado desde el momento en el que tendría que haber realizado el pago.

¿Qué sucede si hay varios herederos y uno de ellos no paga el impuesto?

El impuesto de sucesiones debe ser autoliquidado por cada uno de los herederos. Si uno de ellos incumple sus obligaciones, el resto de herederos no tendrá que hacer frente a ninguna sanción, intereses de demora o recargos. Únicamente el heredero que no paga los impuestos se enfrentará a dichas sanciones.

Lo más frecuente es que un mismo abogado de herencias se encargue de presentar la liquidación de los impuestos de todos los herederos. No obstante, si esto no sucede, usted debe saber que no será responsable del impago del impuesto de sucesiones por parte de otro de los herederos.

No puedo pagar el impuesto de sucesiones, ¿qué puedo hacer?

En el caso de no poder hacer frente el pago del importe correspondiente a los impuestos de la herencia, la Administración Pública pone a su disposición diferentes mecanismos con los que poder aplazar o fraccionar el pago, de forma que sea más cómodo realizar el pago del mismo.

Además, debe saber que es posible pagar los impuestos con el dinero recibido en la herencia. Esto queda recogido en el artículo 80.3 del Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, en el cual se explican los plazos y la forma de pago del impuesto. En estos casos, la entidad financiera en la que se encuentra depositada la herencia emitirá un cargo a nombre del Tesoro Público por el importe exacto del impuesto a liquidar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba